AFAVIDA - http://www.afavida.com

Bienvenidos a AFAVIDA

Miercoles, 25 de Mayo de 2016 - 03:13  

ALGUNOS CONSEJOS PARA EL VERANO PDF Imprimir E-Mail
CUIDADO CON EL CALOR....
 
 
Varias son las recomendaciones realizadas por los geriatras para evitar la deshidratación, la insolación, un golpe de calor y la alteración de la presión con el consecuente aumento del riesgo de caídas y fracturas en los adultos mayores, dadas las altas temperaturas.

Algunas recomendaciones son:
* Comer liviano: Consumir preferentemente frutas y verduras. Bajar el consumo de proteínas. Asimismo es mejor comer más veces en el día pero menos cantidad.
* Abundante hidratación: En el verano el cuerpo transpira más para lograr enfriarse y mantener una temperatura adecuada, por lo que debe reponerse el líquido perdido. Más cuidado se debe tener si se toma medicamentos de tipo diurético o hipertensores y considerando que en un normal proceso de envejecimiento disminuye la sensación de
sed dado que el hipotálamo -área del cerebro que produce hormonas que controlan la sed, el hambre, la temperatura corporal- ya no funciona como antes.
* No consumir Alcohol: El alcohol da más sed y deshidrata.
* Poco o nada de sal: Las personas normotensas tienen que consumir sal en forma moderada; y las hipertensas, nada.
* Cuidado con la exposición al Sol: Se debe evitar la exposición a los rayos solares entre las 11 y 17 horas. También se debe usar un factor de protección elevado, un gorro y ropa amplia, suelta, para dejar que el cuerpo se enfríe y de colores claros – preferentemente blanco-. Asimismo, al aire libre recomienda estar debajo de las hojas de los árboles o plantas, ya que es lo único eficaz a los rayos ultravioletas.
* Evitar los cambios bruscos de temperatura: Permanecer en lugares frescos y a la sombra. Mantener la casa fresca. No mantenerse en habitaciones con el aire acondicionado en temperaturas excesivamente bajas, preferentemente usarlo entre 22 y 24 grados.
* Prevenir el golpe de calor y la insolación: Los síntomas son parecidos: náuseas, vómitos y desmayos. La insolación se debe a una exposición directa al sol, y por efecto directo de las radiaciones solares causa deshidratación, lesiones en el cerebro, microhemorragias. Y el golpe de calor se debe por estar en un ambiente -no es necesario haber estado bajo el sol- con mucho calor, lo que provoca deshidratación e hipertemia.
* Cuidar la presión arterial: Tanto alta como baja, porque ambas aumentan el riesgo de caídas y las consecuentes fracturas -mayormente de cadera-.
* Controlar que no se hinchen los tobillos: La forma más fácil de controlarlo es mirar si al sacar la media queda un surco en la pantorrilla y frente a esta situación ir al geriatra.
Por un envejecimiento activo:
Las vacaciones son un momento ideal para disfrutar de la familia, realizar paseos, conocer lugares y concurrir a reuniones sociales. Hay que tener en cuenta que una actitud positiva mejora la autoestima, evita el avance de las enfermedades y favorece a un envejecimiento activo.

También es recomendable la realización de ejercicios físicos, pero durante la mañana temprano o la tarde, para evitar las altas temperaturas y la exposición al sol.
Debe tenerse en cuenta una hidratación adecuada, y usar ropa y calzado cómodo, liviano
y de colores claros.


 
 
 
Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer   © AFAVIDA   -   C.I.F. G18413773
Camino Real de Motril, 5   |   18690 ALMUÑECAR (GRANADA)   |   Teléfono: 958 883 075   |   Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla